Ir al contenido principal

Las Historias perdidas de Hideo Kojima



Esto me pasa por no leer…hasta el final las noticias, que me enciendo y suelto espumarajos por la boca. El otro día leí en twitter: “Hideo kojima dice: Los juegos no deberían intentar contar una historia  Los calores me subieron rápidamente desde los pies a la garganta, tome mi ordenador y me puse a relatar improperios, os lo muestro:




“Sin profundizar demasiado en el tema…

Si hay algo que nos gusta a los terrícolas, es que nos cuenten historias. Desde el inicio de los tiempos, desde que el hombre es hombre, desde que éste desarrolló su capacidad de comunicación, el hombre ha transmitido sus vivencias, sus pesares, sus ratos buenos y sus cosas malas…historias a fin de cuentas. Reales o ficticias. Un gusto por contar, sobre todo cuando se corresponde con el gusto recíproco del que escucha.
¿Qué define  la palabra relato o historia? ¿Qué consideramos historia? La definición podría abarcar estadios llenos de hojas y tinta, su amplitud es tal que se puede considerar  toda la historia del hombre volviéndose si me apuras, infinita la frontera, si nos metemos en terrenos donde la imaginación juega su baza, que no es otra cosa que aquello que llamamos ficción.

Desde la infame y confortable rutina que cuentas a tu pareja o familiares, cuando respondea a algo tan simple de ¿como te ha ido el día? hasta la mejor de las épicas jamás contadas bien sea cine o literatura, entrarían en eso que consideramos relato.

¿Que canales usa el hombre para contarte su historia?

La palabra, los gestos, el dibujo, la escritura, la escultura, la fotografía, el cine, si me apuras la arquitectura, y por su puesto: los videojuegos.

Resulta que llega Hideo kojima, y suelta “que los videojuegos no deberían contar historias”. No me queda otra que llevarme la mano a la frente.

Puede que este hombre sea un genio, de hecho, alguno de mis compañeros de blog lo tienen en un altar donde cada año ofrecen sacrificios en forma de cabras montesas y las velas no se apagan nunca para que la iluminación de este portento no se pierda entre las tinieblas.

Una vez aclarado este punto, ya que lo que aquí leéis es la opinión personal de uno de tantos colaboradores y no representa el conjunto genérico de ideas del blog, paso a decir que yo considero que este “genio”, ha metido uno de los mayores “gambazos” de su dilatada carrera.

Solo es un breve comentario sin importancia, si, pero no se puede meter más la pata “Hideito” y dejarse más en evidencia. Ese comentario resulta una falta absoluta de criterio. ¿Que te habías fumado majete?

Desde que el videojuego es videojuego, se ha tratado de contar “algo” en ellos. Si bien al principio de los tiempos, por los límites lógicos de la técnica puesta al servicio del juego, poco más se podía hacer para relatar una historia coherente, se suplía esta carencia con otras fórmulas, como por ejemplo una breve sinopsis de cuatro o cinco palabras mal puestas para ponernos en situación con el juego. Hasta el “Tetris” tiene historia no me fastidies!

 Puedo llegar a entender tu enfoque Hideo y supongo que te refieres a la jugabilidad por la jugabilidad, sin perdernos en “tonterías” de relatos “estúpidos”.

Pero que me lo diga usted precisamente que concibe sus juegos entorno a un relato, un guion muy elaborado…no se. Venga ya!! y no me cuentes historias!!””
.
Hasta aquí la entrada realizada con la noticia
.
Una vez terminada la entrada, leí en profundidad el tema y me di cuenta que antes de dejarse llevar por los demonios, conviene llegar, si no al fondo, no quedarse tampoco en la superficie de la noticia. Y esto es lo que leí:

Estás dentro de una historia, un entorno, actuando como un determinado personaje, y lo que ese personaje siente dentro de ese entorno es lo que yo quiero que los jugadores sientan cuando jueguen al juego. Dentro de ese entorno, quiero que los jugadores no sólo se diviertan y tengan una experiencia estimulante, sino que también piensen sobre muchas cosas distintas. Ése es mi concepto"

La cosa cambia ¿no? El resultado…Una entrada precipitada y trabajo perdido. Pero como de todo se aprende, sirva esto como ejemplo.

Abuelo cebolleta
la taberna de baito

Comentarios

Entradas populares de este blog

Top 10 Películas con más secuelas

"Secuelas"

Cuando a la industria del cine se le acaban las ideas, los remakes asoman por el horizonte, y cuando andan con escasez o sequia de ideas, lo mejor es tirar de secuela, para salir del paso airoso.
Una garantía segura para llenar las arcas del tesoro cinematográfico, y en ocasiones, llenar nuestro entusiasmo por ver el devenir, las aventuras o desventuras del héroe de turno en más y más entregas. Si las sucesivas entregas, se extienden o dilatan el tiempo, siempre son bien venidas, a menos que no te guste determinada saga, que para el caso, lo vivirás con indiferencia.
Y que tenemos hoy por aquí, pues precisamente un ranking de las películas que han tenido más número de secuelas o entregas.
Si conocéis alguna que debería estar aquí y no sale, os agradecería que así lo indicarais en los comentarios.

Máquinas Recreativas

-Buenos días Don Baito, cuanto bueno por aquí.
-Buenos días Don Fernando, algunos días sin aparecer por aquí, empezaba a preocuparme. En estos días he visto como ha descendido ligeramente mis ganancias, la Mahou estaba preocupada, me ha llamado y me ha dicho ¿que ocurría que no bajaban mis niveles de cerveza en los barriles de la barra?
-Me alegra saber que no pierde el humor, joven.
-Es de las pocas cosas que no me pueden "recortar" y mira que lo intentan.
-Leches! Has puesto una maquina recreativa de esas de marcianitos 
-Ha visto Don Fernando, recuperando un poco el espíritu de antaño de los bares.

Yo, Robot – La Robótica en el cine. 1ª Parte

NOTA del Tabernero: Artículo mudado de la "Guarida de Mr Hyde" a este Blog tal como comentamos en esta entrada. Durante estos dias estaremos de mudanzas de ambos blogs a esta mi, vuestra Taberna.

-Un robot no puede hacer daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño. -Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la Primera Ley. -Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley “Isaac Asimov”…naturalmente.